Frases que tienen su aquel ...

“El nacionalismo es completamente anti-histórico.

Es una regresión a la forma más primitiva, cavernaria”,

Mario Vargas Llosa (XL Semanal nº 1.479, 28-02-2016)

-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-

miércoles, 18 de julio de 2012

Los Urdangarín y la Justicia a paso de tortuga

La noticia de la imagen se ha solapado con la siguiente otra:
"Caso ''Nóos''
Los jueces rechazan citar a la hija del Rey porque «conocer» los supuestos negocios ilícitos de su marido «no significa que participase» en ellos".
Y es que el "tempo" y el "tempus" de la Justicia española son propios de hace tres siglos, de cuando lo más avanzado en comunicaciones era la diligencia; la sentencia resolutoria de un Recurso de Apelación ante la Audiencia Provincial, que ha tardado cuatro meses en resolverse (y, por cierto, habitualmente suelen demorarse muchos meses más), con lo que todos vemos que ha avanzado la investigación, suena a cachondeo ... para los magistrados que han visto el recurso el tiempo judicial se paró en el momento en que se dictó la resolución recurrida, o sea, en el lejanísimo mes de marzo.
Y esto a lo que conduce es que la acusación particilar personada solicite mañana lo mismo, se lo denieguen de nuevo (o quizas no, o, seguro, con menos fundamento objetivo), lo vuelvan a recurrir, y allá por Navidades, o Año Nuevo, la Audiencia de Palma de Mallorca vuelva a tomar una nueva-vieja decisión que, una vez más estará lastrada por el devenir de los acontecimientos (y de la propia instrucción) en este segundo semestre de año. ¡Al tiempo!.
Pero lo que cada día parece más claro es que la Infanta acabará visitando el Juzgado y no precisamente de simple acompañante de su flamante y casposo maridito.

1 comentario:

Asturianín dijo...

Buenas tardes, D. Ferchu:

Pues no sé si no sería usted extremadamente optimista con su conclusión. Yo, cada vez que sale el tema de la Familia Real, me acuerdo de un monólogo del "Club de la comedia". Un sudamericano (creo que venezolano) hablaba sobre las bondades de la vida en España. Más o menos decía:

"Es fántástico, chico. Aquí tú puedes criticar a los políticos. ¡Y no pasa nada! Puedes criticar la Iglesia. ¡Y no pasa nada! Puedes criticar a la Corona"

(Aquí hacía como que el micrófono se estropeaba. Ponía caras raras, hacía como que le daba golpecitos, hablaba como si estuviera diciendo "probando, probando"... Y, efectivamente:

¡No pasaba nada!

Hay mucho que desbrozar en nuestra ya no tan joven democracia. Y la Casa Real quizá no sea la prioridad. Pero que necesita una puesta a punto, creo que es evidente.